Blogia
Recolectora de Recetas

Roscos de vino

Roscos de vino
  • Ingredientes:
  • .
  • 500 g Harina de trigo
  • 220 g Azúcar
  • 200 ml Aceite de oliva virgen extra (Desahumado)
  • 150 ml Vino dulce Moscatel (Podéis utilizar otro vino dulce)
  • 1 Cucharadita Sésamo tostado
  • 1 Cucharadita Canela en polvo
  • 1 Cucharadita Anís en grano molido y previamente tostado
  • 1 Cucharadita de levadura Royal o polvo de hornear
  • 80 g Harina (Reservado por si nos hiciera falta un poco más)
  • Al gusto Azúcar glas o impalpable
  • .
  • .
  • Utensilios:
  • .
  • Bandeja de horno
  • 1 Hoja Papel de hornear
  • 1 Cortador o aro redondo (Se puede utilizar un vaso)
  • 1 Descarozador de manzanas (U otro utensilio similar, un tapón por ejemplo)



Preparación:
.
Prepararemos con antelación el aceite para que se enfrié antes de usarlo, ponemos aceite (un poco más de la cantidad necesaria para la receta) en un cazo y ponemos al fuego, le incorporamos la piel de un limón o una naranja, esperamos hasta que la piel de limón este dorada apagamos el fuego y dejamos enfriar.
 En un bol amplio ponemos los 500 gramos de harina le añadimos las especias, la levadura y el azúcar, removemos un poco y añadimos el aceite y el vino mezclamos un poco hasta que se integren lo suficiente para que los líquidos ya estén absorbidos por la harina, ponemos la masa sobre la encimera y amasamos con las manos durante unos 5 minutos (si vemos que durante el amasado se necesita añadir un poco más de harina le añadimos un poco más sin problemas) después de amasar estiramos la masa con un rodillo hasta dejarla de 1 centímetro de grosor, cortamos con un cortapastas de 6 centímetros de diámetro más o menos, le cortamos el agujero del centro con un descorazonador de manzanas  y los colocamos en una bandeja  de horno con papel de hornear.
 Con el horno precalentado a 180 grados horneamos sin aire y con calor arriba y abajo a la misma temperatura por espacio de unos 20 a 25 minutos, solo se tienen que dorar ligeramente (si se doran mucho quedan duros).
 Una vez cocidos esperamos un par de minutos a que pierdan un poco de calor, pero aun calientes los rebozamos con azúcar glas y los dejamos sobre una bandeja  con papel de hornear o papel absorbente  evitando colocar unos encima de otros por lo menos hasta que estén fríos por completo, después ya los podemos disfrutar y además dentro de una fiambrera hermética nos aguantan perfectos hasta una semana.
 ¡¡Probadlos os van a encantar!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres