Blogia
Recolectora de Recetas

Limones encurtidos (Hamad Mraquade)

Ingredientes 
2 Kgs. de limones
1 kg. de sal gorda
1 litro de aceite de girasol o cualquier otro neutro, preferiblemente de semillas.
Lavamos los limones bajo el grifo, debemos cortarlos, luego os explico cómo. Ahora viene la parte importante para que el resultado final sea el que pretendemos. Hay que tener preparado el recipiente donde vamos a guardarlos, una vez introducidos y antes de empezar a macerar, (los limones, quieren poco movimiento) ese recipiente, deberá tener el espacio suficiente, como para introducir un peso, ya que hemos de prensar lentamente el contenido.

Rellenamos de sal los limones y vamos alojando dentro de ese recipiente, con los polos hacia arriba y haciendo pisos, unos encima de otros. Cuándo lo tengamos llenos, ponemos una base encima de ellos y a su vez, algo con peso. Los dejamos así, durante no menos de 12/24 horas, dependiendo de los limones. Veremos, conforme va pasando el tiempo, que estos, van dejando soltar su zumo, mezclado con la sal, este proceso, es muy importante. Pasado ese tiempo, observaremos, que más de la mitad del recipiente, está lleno de zumo procedente de esa prensa lenta. Retiramos todos los elementos que hemos utilizado para la prensa y llenamos el recipiente hasta cubrirlos, con el aceite. Guardamos, en dos, tres semanas, tus limones estarán listos para sorprender a tus invitados y a ti mismo.
¿Cómo los cortamos?
Cortamos los polos de los limones, hacemos un corte a lo largo, de polo a polo, sin llegar al final, dejamos un centímetro aproximadamente, damos la vuelta al limón y repetimos la misma operación, pero por el lado contrario. Quedaran cuatro cuartos, pero unidos entre sí. Podéis verlo en la foto.

Si cortásemos los limones en forma de cruz, al ponerlos en el recipiente y colocar encima esa improvisada prensa, se abrirían y quedarían totalmente chafados. Nosotros, lo hacemos de la siguiente manera: Una vez colocados en el recipiente, tenemos (exprofeso) una madera de la medida de la boca de dicho recipiente, la colocamos encima de los limones y encima de esta, una pesa de un kg, de aquellas de las basculas antiguas. Puedes utilizar lo que encuentres o lo que te resulte más cómodo, pero no te saltes este paso, es el secreto de un resultado final perfecto.


¿Sabías que?

La materia prima para esta receta es básica, es decir los limones. Hay un autentico culto sobre este cítrico, habiendo una variedad específica para encurtir. Hay quien planta esa variedad, única y exclusivamente para ese menester. Siempre es mejor partir de limones pequeños, con piel muy fina y sobre todo, muy aromáticos. En Marruecos, es muy sencillo encontrarlos.
Recuerda que deben ser totalmente naturales, los que venden en el mercado, van cubiertos de ceras y substancias “decorativas”, habrá que eliminarlas antes de encurtir.

En la mayoría de aceitunas que encontraremos en el país, el limón encurtido está presente, también en muchas salsas y acompañando otros encurtidos.
Recuerda que, solo se come la piel, nunca la pulpa.
Puedes hacer exactamente igual este encurtido con naranjas, es exquisito y mucho más sugerente para cocinar que la naranja confitada, si hablamos sobre todo de ensaladas y platos salados.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres